Réflexions sur l'Evangile

32nd Sunday of Ordinary Time

Mark 12:38-44

Sunday Gospel Reflection by Sister Consuelo Zapata

Publié: November 11, 2018


Muchas veces decimos y demostramos que las personas sencillas, humildes o con escasos recursos que son más generosas que los pudientes o los ricos. Esto nos sorprende y decimos es ilógico, no tiene sentido, que incoherencia. Pero para el maestro esto si tiene sentido y la razón es que los sencillos dejan su vida en las manos de Dios que nos provee de Todo por eso la mujer pobre y además viuda está dispuesta a compartir sus pocos bienes, las dos moneditas, que serían la completa y total generosidad.

Por eso Jesús no deja pasar esta oportunidad para enseñar a sus discípulos a no quedarse entretenidos en las apariencias y falsedades de los ricos; y les ayuda a ver más allá de lo que hecho la mujer, les enseña la generosidad y cercanía que tenía la viuda con el Buen Dios que los hombres ricos.

Personalmente me ayuda a seguir reconociendo esa aguda capacidad de observación social y espiritual a la vez que tiene Jesús, pues sabe reconocer la diferencia entre lo que hace el rico y el pobre que lo da todo y no “las sobras”; sin duda es el aire que estaba acostumbrado a respirar Jesús esa sensibilidad por los pobres. La otra cosa que me enseña es que en este mundo donde a nosotras las mujeres se nos ha maltratado nos invita seguir luchando como Santa Julia saliendo adelante confiando siempre en la generosidad del Buen Dios. La mujer amaba al Buen Dios con todo su corazón, con toda su alma, con todas sus fuerzas y con toda su mente, y por eso entregó TODO. ¿Qué otra explicación podríamos encontrar a su generosa ofrenda.

« Voir tout Évangile Reflections